(+54911) 4948-4441 info@conceptolateral.com

Voy a comenzar confesando que he pasado por diferentes momentos en mis posturas en relación con Google Ads (ex Google AdWords). Durante mucho tiempo lo desestimé, considerando que era una buena herramienta para lograr resultados en el corto plazo, pero que para el mediano y largo plazos era mucho más redituable trabajar en el posicionamiento orgánico mediante optimización SEO (al final de este artículo te dejaré algunos links muy valiosos si quieres entender las ventajas de una y otra estrategia).

Lo que he notado es que pocas empresas desarrollan campañas de Google Ads de manera sostenida por períodos prolongados de tiempo. En la mayoría de los rubros noto una gran rotación de las empresas que figuran en esas primeras posiciones de los resultados de búsquedas, en las que aparecen los anunciantes de campañas de Google Ads. En general, son las empresas que juegan fuerte en e-commerce las que están siempre.

Fuera de eso, las que tienen presencia constante son empresas que ya tienen un posicionamiento de marca importante, es decir, marcas líderes. La pregunta es: ¿hacen publicidad de manera permanente porque ya son marcas líderes, o llegaron a ser marcas líderes porque tuvieron una política de publicidad sostenida?

¿Cómo hacer publicidad en Google Ads y no morir en el intento?

Lo que he visto en mis conversaciones con clientes de diferentes rubros es que en la mayoría de los casos las campañas de Google Ads son gestionadas por alguien de la empresa (frecuentemente el mismo pequeño empresario). Lo cual no está mal en sí mismo. De hecho, Google pretende que su plataforma de publicidad online sea fácil de usar para cualquiera con medianas habilidades para el manejo de herramientas tecnológicas del mundo digital. Y he visto emprendedores que lo hacen realmente bien y logran excelentes resultados. (Si quieres acceder directamente a la plataforma de publicidad de Google, aquí te dejo el link.)

Pero en la mayoría de los casos lo que sucede es que el empresario o emprendedor siente que está malgastando su dinero. En el mejor de los casos, logra muchas visitas a su sitio web, pero pocas “conversiones” (usuarios que cumplen algún “objetivo”, ya sea completar un formulario online o realizar un llamado telefónico, o directamente concretar una compra online). Y entonces, termina convencido de que Google Ads no sirve.

Google Ads y las campañas en “red de búsquedas” y “red de display”

Creo que aquí está uno de los problemas por los que digo que tenemos que usar Google Ads de manera inteligente. Una de las primeras decisiones que tenemos que tomar cuando configuramos una campaña en Google Ads es si queremos que nuestros anuncios aparezcan en la “red de búsquedas”, en la “red de display”, o en ambas.

¿De qué estamos hablando cuando se nos presentan estas dos opciones? La red de búsquedas es la más simple de entender: se trata de la plataforma que usamos habitualmente para realizar nuestras búsquedas en Google. Así de simple. La red de display, en cambio, está compuesta por todos los sitios, más las aplicaciones (apps y otras), y todo tipo de dispositivos que ofrecen espacios para que aparezcan los banners de publicidad de Google. Por ejemplo, es la publicidad que ves cuando estás navegando por algún sitio web o blog, o usando una app gratuita en tu teléfono móvil.

Lógicamente, cuando vas a configurar tu campaña de Google Ads, Google te anima a que orientes tus anuncios a ambas redes. Te dirá que de esa manera aumentan exponencialmente tus chances de ser visto por tus potenciales clientes. Lo que nunca te va a decir es que si tú tienes un presupuesto acotado (o más bien reducido) tienes que afinar muy bien a dónde diriges tus anuncios para maximizar el rendimiento de cada centavo que estás invirtiendo. Por el contrario, Google te dirá que ellos mostrarán tus anuncios allí donde hay más chances de que quienes vayan a tu sitio web sean tus mejores clientes potenciales.

Optimizar las campañas de Google Ads

Viendo las cuentas de Google Ads de algunos de mis clientes que me piden que revise sus campañas, he comprobado una y otra vez presupuestos dilapidados en anuncios que aparecen en sitios que hacen poner los pelos de punta a los empresarios cuando se los hago ver: desde sitios de apuestas y citas online (para mencionar casos extremos), hasta aplicaciones que nada tienen que ver con los rubros o intereses del anunciante.

Por cierto, con algo más de experiencia y conocimiento de los entretelones de Google Ads, parte del trabajo de gestión de las cuentas y campañas pasa por definir y configurar los “filtros” para “refinar” dónde aparecerán los anuncios.

Pero más allá de esos ajustes de “optimización”, lo cierto es que hay una diferencia más de fondo entre las campañas orientadas a la red de búsqueda o a la red de display. Y es que en la red de búsqueda tus anuncios serán vistos por usuarios que, específica y expresamente, están realizando búsquedas relacionadas con lo que tú estás anunciando (siempre que tu campaña esté bien diseñada y configurada).

Mientras que en la red de display tus anuncios serán vistos por usuarios que están haciendo otra cosa, y las probabilidades de que estén interesados en tus anuncios son mucho menores. Pero muchos harán CLIC de todos modos, solo por curiosidad, o porque algo de tu anuncio les llamó la atención. Pero su foco en ese momento está en otra cosa, y para tu campaña será presupuesto malgastado.

Campañas de Google Ads y las “landing pages”

Uno de los aspectos más importantes para que una campaña de Google Ads sea efectiva, es la página de destino (en marketing online las llamamos landing pages), es decir, la página de tu sitio a la que llegarán los usuarios cuando hacen CLIC en uno de tus anuncios en Google.

Tú puedes dirigir a los usuarios de Google a cualquiera de las páginas de tu sitio, pero si esa página no está “optimizada” para esa campaña específica, lo más probable es que tus resultados sean pobres, aunque logres que miles de usuarios hagan CLIC y lleguen a esa página.

Lo que quieres es lograr “conversiones”. ¿Qué significa esto? En el lenguaje de Google (y de los profesionales del marketing online), se refiere a los usuarios que alcanzan algún “objetivo” definido para una campaña publicitaria. Esto puede ser desde realizar una compra, completar un formulario online, o simplemente hacer CLIC en algún botón, un banner o un link en la página. Realizar un llamado telefónico es un caso diferente porque es difícil “medir” los llamados telefónicos que resultan de una campaña publicitaria (a menos, por ejemplo, que se cuente con una línea telefónica especialmente dedicada a esa campaña).

Definir un objetivo, y configurar un parámetro para que Google pueda registrar cuándo fue alcanzado, es importante, por una parte, para que Google pueda ir “aprendiendo” cuál es el público ideal para tu campaña (el más “redituable”). Pero es importante, principalmente, porque tu negocio depende de que los visitantes de tu sitio “hagan algo” que te permita ganarlos como clientes. Si tienes un sitio de e-commerce, quieres que compren. Pero si la compra online no es el objetivo directo de tu sitio, necesitas al menos generar “leads”, es decir, contactos que ingresan a tu “embudo de marketing”, que puedas calificar como “prospectos”, y en una próxima instancia ganarlos como “clientes”.

Entonces, si en tu sitio web no hay actualmente ninguna página que esté realmente optimizada para una campaña que quieres desarrollar en Google Ads, lo ideal sería que diseñes una antes de lanzar la campaña. Puede requerir que inviertas algún dinero adicional, pero te asegurarás de que el presupuesto que inviertas en tu campaña no sean dinero malgastado. Es preferible, en todo caso, que parte de tu presupuesto publicitario lo destines a crear las landing pages.

Keywords… y mucho más

Por cierto, en este artículo solo he abordado algunos pocos aspectos de las estrategias que hay que considerar cuando desarrollamos campañas en Google Ads. Aquí no hemos dicho nada acerca de las keywords que, por supuesto, son uno de los factores determinantes para el éxito. Espero estar abordando esta cuestión en un próximo artículo.

Y, como te prometí, aquí te dejo algunos links a otros artículos que te aportarán un know how importante sobre la misma temática:

Por favor valora este artículo

1
Hola... ¿puedo ayudarte en algo?
Powered by