(+54911) 4948-4441 info@conceptolateral.com

Un excelente posicionamiento en Google requiere de muchos enlaces entrantes desde otros sitios o blogs. Eso mejora la reputación del propio sitio. Al hacerlo, es clave evitar ciertos riesgos, sobre todo determinadas prácticas que Google sanciona como “spam”. Además de la cantidad de links, tenemos que cuidar con mucho esmero la calidad de los mismos. Aquí te dejo algunas recomendaciones para hacerlo de manera correcta.

Una de las consultas que recibo con más frecuencia es sobre cómo lograr aparecer en los primeros lugares en Google. La mayoría de los empresarios y emprendedores desconoce la importancia de obtener enlaces entrantes desde otros sitios web o blogs. En efecto, Google toma este dato como uno de los indicadores más importantes para evaluar y determinar qué sitios mostrar en los primeros lugares cuando los usuarios realizan búsquedas sobre determinados temas.

Pero es fundamental conocer algunos aspectos que tenemos que tener en cuenta para no caer en penalizaciones por parte de Google, y para lograr los máximos resultados. No se trata tanto de la cantidad de enlaces entrantes que podamos conseguir, sino más bien de la calidad de esos links. Sería más correcto decir que lo ideal es un buen mix entre cantidad y calidad.

Como he dicho en otros artículos, Google se ha ido poniendo cada vez más “inteligente” y sofisticado, y resulta cada vez más difícil “hacerle creer” que nuestro sitio, o alguna página de nuestro sitio en particular, es más valioso que los de nuestros competidores. Hasta hace algún tiempo se había vuelto una práctica común el intercambio de links, e incluso la compra de links o enlaces. Actualmente esos enlaces entrantes tienen que provenir de sitios que tengan “autoridad”, y estar ubicados en lugares que Google pueda reconocer como “legítimos”, es decir, que no sean parte de alguna práctica de “spam”. Por ejemplo, los listados de links o enlaces son mal vistos por Google. Te recomiendo mi artículo sobre cómo mejorar el posicionamiento en Google para saber sobre la “autoridad” de los sitios web (los conceptos de “Domain Authority” y “Page Authority”).

Los enlaces entrantes que cuentan para Google

Entonces, ¿qué tenemos que hacer para lograr enlaces entrantes que realmente valgan para Google?

Como dice Francisco Javier Sanz en este artículo sobre cómo crear links entrantes, valen más 100 links provenientes de 100 sitios diferentes, que 1.000 provenientes de uno solo. La conclusión lógica de eso es que lograr resultados realmente valiosos es un trabajo arduo y permanente. No es algo que lograrás de la noche a la mañana, sino algo en lo que tienes que trabajar de manera permanente.

Una primera recomendación en cuanto a lo que NO tienes que hacer, es acordar con los editores de otros sitios web o blogs incluir enlaces a sus respectivos sitios en las columnas laterales o en los pies de todas las páginas del sitio “partner”. Google interpretará eso como “spam”, y el efecto será como un “tiro por la culata”.

Una práctica recomendable y muy efectiva es buscar otros sitios y blogs que incluyan artículos sobre temas afines a los que tú has publicado en el tuyo, y proponerles incluir un párrafo, o una simple oración, con un link a un artículo afín en tu sitio. Por supuesto, a cambio tú harás lo propio en algún artículo tuyo.

La importancia de los “textos ancla” en los enlaces entrantes

Un aspecto que pocos tienen en cuenta a la hora de conseguir enlaces entrantes es la importancia de los “textos ancla” (técnicamente conocidos como “anchor text”, por su denominación en inglés). ¿Qué es el texto ancla? Es la palabra o la expresión a la que se aplica el link. Para hacerlo muy claro, si observas los links que yo mismo incluyo en este artículo, verás que he elegido cuidadosamente las expresiones a las que apliqué el link. Por ejemplo, tres párrafos más arriba puedes ver el link sobre la expresión cómo crear links entrantes. Esa expresión, en sí misma es, al mismo tiempo, una “keyword” que le informa a Google cuál es la temática del artículo hacia el cual estoy linkeando. Como resultado, Google interpretará que yo estoy recomendando ese artículo a los usuarios de mi sitio. Por lo tanto, eso suma puntos a favor de esa página que yo estoy recomendando.

Pero, al mismo tiempo, suma puntos a favor de mi propio artículo (éste que estás leyendo ahora). ¿Por qué? Porque Google valora, también, que nosotros incluyamos links salientes en nuestro sitio web o blog. Entonces, le estoy informando a Google que en este artículo yo considero valioso recomendarles a mis usuarios que también lean otro artículo sobre ese tema. Si observas con atención, notarás que la expresión cómo crear enlaces entrantes tiene una enorme afinidad con el tema de este artículo.

Veámoslo de otro modo. ¿Qué información le estaría proveyendo a Google si en lugar del “texto ancla” mencionado, hubiese puesto algo así como “si quieres saber más sobre el tema visita este link”? Obviamente, la expresión “este link” no le dice absolutamente nada a Google, ni acerca del tema del artículo al que estás linkeando, ni acerca de los temas que son importantes en tu sitio. Un “texto ancla” de ese tipo es un desperdicio en términos de posicionamiento SEO.

El paradigma de la colaboración de los enlaces entrantes

Tal vez te estés preguntando por qué diablos estoy recomendando un artículo de un sitio que es “competencia” del mío, y animando a mis usuarios a ir a leer sobre el mismo tema al sitio de un posible competidor. Bueno, por supuesto, no todos los links salientes ni los enlaces entrantes tienen que ser entre sitios competidores. Pero, por el otro lado, ¿por qué no?

Podrás entenderlo si lo piensas desde la lógica del “ganar-ganar” tan popular hace algunos años. Yo siempre he dicho que puedo ver a mis competidores como competidores o como colaboradores. Si me pongo de acuerdo con uno de mis competidores para que ambos logremos un mejor posicionamiento de nuestros sitios en Google, ambos ganaremos varias posiciones en relación al resto de nuestros competidores. En otras palabras, lo que gano por “cederle” algunos de mis usuarios a uno de mis competidores es mucho más que lo que estoy cediendo. Es una “alianza estratégica” de alcance parcial para que ambos logremos (por decirlo de algún modo) una porción mayor del mercado a costa de nuestros mutuos competidores.

Un riesgo a evitar con los “textos ancla” y las “keywords”

Ahora que ves la relación entre los “textos ancla” y las “keywords”, tal como lo expliqué más arriba, puedes sentirte tentado a pedirles a los dueños o editores de otros sitios web a incluir en sus artículos expresiones precisas que para ti son “keywords” valiosas. El riesgo, nuevamente, es que Google se dé cuenta y evalúe que estás haciendo “spam” con esa keyword.

De manera que, si lo haces con prudencia y moderación, puede ser redituable, pero sin exagerar. Y, por otra parte, a los editores de esos otros sitios o blogs les puede resultar molesto que quieras decirles exactamente lo que quieres que escriban en sus propios sitios. Déjales hacerlo con sus propias palabras. Sea como sea, el objetivo primario es lograr esos enlaces entrantes de valor desde otros sitios que gozan de buena reputación.

Una buena razón para tener un sitio WordPress

Si todavía no lo has leído, te recomiendo mi artículo sobre las ventajas y desventajas de WordPress para los sitios web empresariales o de negocios. En pocas palabras, si el sitio web de tu empresa o negocio es uno de esos sitios “estáticos”, o lo que solemos llamar “institucionales”, todo lo expuesto en este artículo es más que elocuente. Lograr un gran posicionamiento web en Google requiere trabajo y dedicación. En otras palabras, si quieres lograr muchas visitas “orgánicas” a tu sitio (se decir, gratuitas), tienes que lograr muchos enlaces entrantes (entre otras cosas).

La mejor manera de lograr eso es teniendo muchos contenidos que te permitan “acordar” con los editores de otros sitios (cuantos más, mejor) un “canje” de enlaces. Pero con contenidos realmente valiosos para los visitantes de ambos sitios.

Para eso, un sitio o blog desarrollado sobre la plataforma WordPress es la mejor opción. No solo porque te permitirá gestionar tus propios contenidos, sin necesidad de recurrir permanentemente a un diseñador web, pero, además, porque ofrece otras muchas funcionalidades óptimamente orientadas a que logres los mejores resultados en tu marketing online.

Por favor valora este artículo

Recibe GRATIS ahora mismo!!!

Completa tus datos para recibirla inmediatamente.

Excelente... estarás recibiendo un mail con la Guía en instantes. Si no lo ves en tu bandeja de entrada, por favor revisa tu carpeta de spam.

Te parece útil ?

Comparte este artículo con tus contactos.